¡Más rápido!, ¿más rápido?

Si buscamos consejos sobre bienestar, salud y cuidado físico todos (en esencia) remiten al mismo principio: vivir en el ahora.

Casi seguro que los conceptos slow life y mindfulness no nos son nuevos. Aunque parece ser que los necesitamos más que nunca.

Estos días se discute mucho sobre si somos catalanes, españoles o extraterrestres, pero me temo que nuestro estado común es el de estresados. Recuerdo mis vacaciones en Menorca y todavía me sorprendo rememorando las quejas murmuradas continuamente en las colas de algunos restaurantes. No lograba entenderlas, y sigo sin hacerlo. Si estamos de vacaciones (en principio) no tenemos que ir con prisa a ningún sitio ni tenemos responsabilidades en ese mismo momento, ¿no? , entonces:

¿por qué estresarnos en una situación que no podemos cambiar?

Esto me ayuda a ver muy claramente la inutilidad de ser fan de ir rápido e intento analizar situaciones cotidianas con la misma mentalidad, pero me declaro culpable de no ser siempre capaz.

Sylvia Plath dijo en sus diarios (The Unabridged Journals) que: “I am gone quite mad with the knowledge of accepting the overwhelming number of things I can never know, places I can never go, and people I can never be.” 

Cada uno puede sacar sus conclusiones, pero sin ser psicoanalista ni pretenderlo, creo que Sylvia Plath sufría un caso de FOMO (Fear of Missing Out) cuando este aún no se conocía como tal.

La impaciencia es buena en dosis limitadas (creo) y es mejor ir construyendo poco a poco (poc a poc i amb bona lletra, que decimos los catalanes) que ir rápido y al final, mal. No nos olvidemos de que la tortuga gana la carrera 😉

Tampoco es interesante estar ocupado por el simple hecho de estarlo. Prioricemos y meditemos qué va a aportarnos más, qué contribuye a construir el ideal de persona que queremos ser y qué no.

Como autocrítica puedo decir que ser fan de Elon Musk y Casey Neistat no es lo mejor opción para interiorizar este post, aunque (por suerte) Dalai Lama es también alguien que proporciona inspiración e información sobre el arte de la lentitud a un culo inquieto como yo (e intuyo que muchos de los que estáis leyendo esto lo sois también).

Milan Kundera, en su obra La lentitud, dice que todo aquello que se vive con rapidez se olvida de la misma forma. Vivir olvidando no me parece una buena opción. Reposemos, reflexionemos y no dejemos que la velocidad sea el depredador del disfrute.

Love, Janira x

GuardarGuardar

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s